Curiosidades

Molestar a un robot en el trabajo no tiene precio